Cuentan que cuando apuñalan a alguien no siente nada al principio. Solo el golpe. Los derechos y libertades más básicos, la democracia en su conjunto, están siendo apuñalados con total e impune traición. En el PP no hacen lo que dijeron. No dijeron lo que harían. El diagnóstico es preclaro: con la excusa de la crisis han generado un “tótum revolútum” donde entran privatizaciones ruinosas, tasas indiscriminadas, derrumbe y arrumbe de los derechos de la mujer, defensa de los privilegios de las grandes fortunas y la inmunidad de sus fraudes, del poder del clero, y todos los destrozos inimaginables en el sistema educativo público. ¿Qué tiene que ver la crisis económica con la Educación para la Ciudadanía?. Ahora quieren prohibir grabar con móvil la actuación de la policía en las manifestaciones. Ya no se podrán documentar las acciones valerosas y heroicas de los agentes en defensa de la libertad de expresión. Todo eso se va a la porra.

En la derecha la siguen. La persiguen. Insisten. Se escandalizan cuando les tocan un pelo. Y más si es el “peluco”. Privatizar y catolizar la Educación pública. Repartir moralina a tragos. Reducir la mujer a madre. Mienten salvajemente y sin pudor alguno en propio beneficio. Algunas declaraciones de Ignacio Wert son bochornosas, aborrecibles, una ofensa a la inteligencia. En España el fracaso escolar no es solo atribuible al sistema educativo anterior. Es atribuible al cambio continuado de sistemas. ¿Hay que ser un talento para verlo? Pero la derecha no cede en lo que les importa. Cospedal o Gallardón no se quedan atrás. Han dicho cosas que deberían recordárseles todos los días. Cada día. Hasta que aparezcan etiquetados como las fotos del facebook.

¿Cuál es la respuesta? Alguna frase irónica. O, recordando a Tony Leblanc, un enfado gazmoño. Esa gazmoñería de izquierdas está asfixiando al socialismo español. Quejarse y esperar la siguiente. ¿Puede creerse que los jueces se pongan delante denunciando el disparate y abuso de la Ley Hipotecaria o de las nuevas tasas? Si esto pasa allí, ¿qué debería pasar en un partido progresista? En cuestión de justicia social, ¿el Partido Socialista reacciona por detrás de los jueces, una de las instituciones más conservadoras que existe por derecho y definición? Izquierda Unida no parará de crecer. Y si el PSOE continua bloqueado esperando a gobernar (mientras pierde votos y afiliados) lo que parecía un absurdo de los 90, el “sorpasso”, se volverá a nombrar. Por cierto, ¿para cuándo el emérito José Bono como miembro de la Real Academia de la Lengua?