El vertiginoso crecimiento de las grandes fortunas asiáticas es, tal vez, el fenómeno más significativo que recoge el documento. Con un patrimonio de 9,7 billones (trillón) de dólares sobre un total mundial de 47,9 billones de dólares, Asia concentra actualmente 20% de la riqueza de los más ricos del mundo. Ocho de los diez países donde los potentados registraron un mayor aumento de riqueza pertenecían a la región Asia-Pacífico: China, Hong Kong (considerado como un país aunque pertenece a China), seguidos por India, Taiwán, Australia, Singapur, Indonesia y Vietnam.

Los tres millones de potentados que residen en la región Asia-Pacífico concentran, por primera vez, más riqueza que sus homólogos europeos (9,5 billones de dólares) y comienzan a acercarse al polo formado por Estados Unidos y Canadá, que totaliza un patrimonio de 10,7 billones de dólares. Los 500 mil millonarios de América Latina sólo poseen un patrimonio de un billón de dólares, cifra que representa apenas 2% del total mundial.

En España el número de ricos creció en 16.000 en 2009 y ya alcanza los 143.000.

Descárguese el Informe completo: