SICAV, DEBATE EN MEDIO DE LA TORMENTA

A nivel popular, las SICAV son sinónimo de rico financiero y de impuestos al 1%. La realidad es un poco más compleja, pero no sustancialmente distinta. En principio, estas entidades son, o mejor dicho deberían ser, instituciones de inversión colectiva. En España, las instituciones de inversión colectiva tributan, todas ellas, al tipo del 1% y este tipo impositivo tiene una finalidad fundamentalmente de control. En principio, cuando cualquier ciudadano invierte en una institución de este tipo, por ejemplo, un fondo de inversión, pierde cualquier control sobre su dinero. Cuando este ciudadano recupera su inversión, la institución retiene e ingresa los impuestos que correspondan a los beneficios del ciudadano. Si este inversor tuviese el control total del fondo y no necesitase el dinero estaría pagando indefinidamente al tipo del 1%. Esto básicamente es lo que ocurre en una SICAV en la que una persona o familia controla el 99% del capital y, por supuesto, gestiona la entidad a su antojo.

Lee mas