LOS TRES INGREDIENTES DE LA MEZCLA TÓXICA QUE PRIVATIZA LA SANIDAD PÚBLICA DE MADRID

Se dice que aquel que tiene como único instrumento un martillo precisa convertir todos sus problemas en clavos. En Madrid el Gobierno del PP de Aguirre y su actual heredero, Ignacio González, tienen la privatización como su instrumento político preferente para los servicios públicos responsabilidad de la Comunidad Autónoma y los van convirtiendo en mercancía a externalizar.

El pasado 31 de octubre el Gobierno del PP de Madrid presentó los presupuestos para 2013, sacudiendo la víspera de un puente tranquilo con un auténtico ‘tsunami’ sanitario que incluye: un nuevo copago de un euro por receta, que privatiza aún más la financiación de las medicinas; la conversión de un hospital general universitario de referencia (La Princesa) en geriátrico, y del Hospital Carlos III en centro de larga estancia; la privatización completa de seis hospitales de los construidos por el Gobierno Aguirre con una modificación temeraria de formula PFI; la privatización de un 10% de la Atención Primaria, con una fórmula pensada para que las empresas, que ya operan en Madrid, controlen la puerta de entrada a sus hospitales-concesiones; la privatización de todos los servicios no directamente clínicos de los hospitales públicos (mantenimiento y oficios varios).

Lee mas