Autor: Julián Ariza Rico

VIABILIDAD Y NECESIDAD DE OTRA POLITICA

Millones de ciudadanos europeos, no sólo los de izquierdas o progresistas, tienen puestas muchas esperanzas en lo que en Francia lleve a la práctica el Gobierno de Hollande. Se piensa que, frente a la línea mantenida por la ‘führer’ Merkel y sus acólitos de la derecha que gobierna en la mayoría de los países de la UE, el cambio prometido por Hollande podría dar paso a otra política en Europa, en cuyo horizonte se dibuje algo que no sea la sangre, el sudor y las lágrimas a las que Churchill se refería ante los sacrificios de la guerra. También existe una generalizada conciencia de que le van a poner multitud de obstáculos. Porque contagiar en el corto plazo a los demás países su rechazo a las políticas, no ya de austeridad sino de desmantelamiento del modelo social europeo y su emblemático Estado de Bienestar, tropieza con ese entorno reaccionario, tanto político como financiero y económico, que ha decidido aprovechar la crisis precisamente para cambiar dicho modelo social. Por supuesto que entre ese entorno está la propia derecha francesa.

Lee mas

LA ULTRADERECHA DE LA ULTRADERECHA

Cualquiera que posea una mínima sensibilidad social y observe la sucesión de medidas que, a modo de cascada involucionista, decide semanalmente el Gobierno, y le añada las formas autoritarias con que las transmite, llegará a la conclusión de que en la mezcla de derecha y ultraderecha que compone el alma del Partido Popular son los más proclives al ultraderechismo quienes le marcan la pauta a Rajoy.

Esta constatación, con efectos en la progresiva pérdida de apoyo que entre sus votantes más sensatos reflejan las encuestas y los comentarios que a pie de calle expresan gentes que se habían creído lo de que el PP iba a reducir el paro, puede que esté animando a algunos supuestos expertos, y a comentaristas de verbo fascistoide, a intentar “centrar” la imagen del partido a base de llamar cobarde al Gobierno por no adoptar reformas que, mas que desmantelar nuestro modesto y maltrecho Estado de Bienestar, desmantelarían las bases mismas de la cohesión y convivencia de nuestra sociedad. Parece que a la ultraderecha le esta surgiendo una ultraderecha.

Lee mas

HACIENDO MEMORIA

Lo que le sucede al capitalismo respecto de la democracia es algo similar a lo que le sucede al nacionalismo respecto de la izquierda: son antitéticos. Eso no quiere decir que no puedan coexistir; pero la tendencia es negarse mutuamente. En el caso del capitalismo –que es lo que en estos momentos procede comentar- la causa de su incompatibilidad con la democracia es que ésta, para serlo en toda su dimensión, requiere que, además de política, lo sea en el terreno económico y social. Y eso el capitalismo, por su intrínseca naturaleza depredadora, no lo puede asumir… más que a la fuerza.

Lee mas

¿HACIA UN NUEVO FASCISMO?

No parece probable que la actual deriva de Europa termine reproduciendo en una serie de países una situación equivalente a lo que fueron los fascismos del pasado siglo. Pero no conviene minimizar que varios de los rasgos que caracterizaban aquella degenerada concepción de la acción política están extendiéndose por nuestro Continente.

Uno de aquellos rasgos era amordazar a la ciudadanía a través del miedo. Efectivamente, se observa hoy el propósito de atemorizar a la gente para que no reaccione a las tropelías que con la excusa de la crisis están cometiéndose en su contra. El caso de España es paradigmático. Que las perspectivas del empleo sean negativas no justifica, salvo por ese deseo de asustar, que quien más responsabilidad tiene en solucionar el problema concrete que serán seiscientos treinta mil los nuevos parados en 2012 y que no se creará empleo neto a lo largo de toda la legislatura.

Lee mas

¿DE QUÉ PACTOS HABLAMOS?

Desde el lado de la oposición al Gobierno se le viene demandando que dialogue, que abra vías de negociación y de pactos y que tome conciencia de que la gravedad de la situación del país exige salidas concertadas, que impliquen al conjunto de la sociedad a través de las organizaciones políticas y sociales.

Por su parte, el Gobierno viene respondiendo a estas demandas con un indisimulado desprecio, apelando a su holgada mayoría parlamentaria e incluso permitiéndose algunos de sus portavoces mentir descaradamente como, por ejemplo, el señor De Guindos, quien afirma que los españoles les han elegido para hacer lo que están haciendo. No sé si opinan lo mismo esos, aproximadamente, dos millones y medio de votantes que, según la reciente encuesta de “El País”, ya no les votarían; o si los demás los eligieron a sabiendas de que les iban a subir los impuestos y los precios, que iban a deteriorar cuanto pudieran los servicios públicos, que se cargarían los pilares del Derecho del Trabajo y que, gracias a su gestión, 2012 terminaría con más de seiscientos mil nuevos parados. Incluso sería interesante saber qué piensa en su fuero interno Javier Arenas quien, gracias a la política del Gobierno, se ha llevado en Andalucía el fiasco más grande de su vida.

Lee mas

UNA REFORMA CON TUFO FASCISTA

En un alarde de inaudito cinismo varios dirigentes del PP y alguno de la patronal han afirmado que la reforma laboral en curso acaba con los “arquetipos franquistas” que, según ellos, contiene el Estatuto de los Trabajadores (ET). Piensan, pues, que la dictadura franquista, al excederse en la protección de los trabajadores y desatender los intereses empresariales, ha obligado a esta reforma. Es un insulto decir esto a sabiendas de que entre las señas de identidad del franquismo estaba cercenar brutalmente los derechos de los trabajadores y someter a éstos al dictado empresarial. Lo mismo que ocurre con la actual reforma. De ahí su tufo fascista.

Lee mas

REVISIONES

Al hilo de la campaña a favor del juez Garzón se han ido incorporando algunos juicios sobre nuestra Transición a la democracia de los que podría deducirse que la justa demanda de los familiares de las víctimas del franquismo para desenterrar y honrar a sus muertos encuentra una de sus principales dificultades en los acuerdos que hicieron posible la propia Transición.

Lee mas

PENSIONES Y ASESORES

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social acaba de alcanzar los 40.000 millones de euros. La tendencia es que siga incrementándose y por eso empieza a plantearse si convendría ponerle un tope.

Lee mas

Archivos

Categorías