Es una bella película. Mitad alemana mitad francesa, lo que le da un toque muy especial. Su directora Doris Dörrie es una de las más prestigiosas del cine germano, con más de una veintena de películas en su haber, de las que tan sólo hemos podido disfrutar en España de algo más de una media docena. La mayoría de ellas las podríamos calificar de comedias, pero en esta ocasión rompe esa línea y nos ofrece algo muy distinto. El drama íntimo de una pareja ya madura, en las puertas de la jubilación, nos da a conocer las relaciones entre ambos, con su familia y entre los miembros de la misma. El tema de la familia es recurrente a lo largo de toda su filmografía.

Este drama amoroso discurre en la complejidad de las decisiones, de los cambios y en definitiva, por las grandes interrogantes que nos plantean la vida y la muerte.

“Nunca es tarde para cumplir un sueño” es la frase que define la esencia del film y que justamente es usada en el tráiler. Todo gira en torno a la vida de un matrimonio que a pesar de su unión irrompible conserva pequeñas deudas con los sueños. Trudi (Hannelore Elsner) se entera que a su marido Rudi (Elmar Wepper) le quedan pocos meses de vida y decide no contárselo. Convenciéndole de realizar un viaje a Alemania para visitar a sus hijos, para poder compartir con ellos el tiempo que le quede a su esposo. Y la ruleta del azar, en este momento, decide que quien muera sea Trudi y no Rudi, lo que a él le produce una enorme soledad acompañada de una irrefrenable necesidad de realizar un viaje a Japón, un viaje que nunca logró hacer con su esposa y que ella deseaba.

Este relato, está repleto de sentimientos, Doris Dörrie se basa en sus propias vivencias en torno a la vida, el amor y la muerte. Reconoce que se inspiró en una visita a Japón contemplando su paisaje y su filosofía acerca de la existencia, que es tan efímera como lo son las flores de los cerezos que apenas duran unos días. La sensibilidad y la estética japonesa junto a la forma serena de narrar de los orientales marcan definitivamente el resultado final de esta película.