Entre las conclusiones destaca la persistencia de las brechas de género en el empleo y la necesidad de políticas integradas para abordar la discriminación en las remuneraciones, la segregación ocupacional y la necesidad de conciliar el trabajo con las responsabilidades familiares. El Informe pone como ejemplo que en la Unión Europea la diferencia en los ingresos brutos por hora entre hombres y mujeres continúa siendo de un promedio de 15%.

Las tasas de participación femenina en la fuerza de trabajo continuaron aumentando significativamente hasta 56,6%, lo que ha contribuido a disminuir la brecha en relación a ese indicador. Pero el Informe también advierte que los resultados están desigualmente distribuidos, con una proporción de 71,1% en América del Norte, 62% en la Unión Europea, 61,2% en Asia Oriental y el Pacífico, y 32% en Medio Oriente y África del Norte.

El Informe apunta que existen unos 470 millones de personas discapacitadas que están en edad de trabajar y se percibe una creciente preocupación por la discriminación laboral que puedan sufrir. El documento señala que las posibilidades de encontrar trabajo disminuyen a medida que la discapacidad aumenta. En Europa, el 66% de las personas entre 16 y 64 años tienen posibilidad de encontrar un empleo, pero en el caso de los discapacitados la proporción baja a 25% entre aquellos con discapacidad.

Una de las nuevas tendencias discriminatorias que se destacan en el documento es la aparición de prácticas que castigan a personas “con una predisposición genética a contraer enfermedades específicas o a las que llevan determinado estilo de vida”. El desarrollo de la genética y de nuevas tecnologías relacionadas con este campo ha facilitado la obtención de información. El Informe sostiene que las pruebas genéticas tienen importantes consecuencias en un trabajo donde, por ejemplo, los empleadores pudieran discriminar a trabajadores que tengan predisposición a desarrollar enfermedades más adelante. La discriminación genética en el lugar de trabajo ya ha sido probada e impugnada en diversas instancias judiciales en el mundo.

Ver informe completo: Documento en PDF