En el Informe se incluye una ficha por cada uno de estos países con una valoración de los principales aspectos de su sistema legal. En lo que se refiere a la situación de los derechos fundamentales, España figura en quinto lugar, por delante de países como Australia, Japón, Francia y Estados Unidos. Le superan sólo Austria, Suecia, Holanda y Canadá.

España destaca en dos aspectos esenciales: en la limitación de los poderes gubernamentales y en la facilidad de acceso a la justicia civil. En lo que se refiere a la carencia de corrupción, y a pesar de los estragos de casos como el Gürtel, España aparece en noveno lugar en el mundo. Su peor puntuación (ocupa el decimoquinto puesto) se refiere al carácter más o menos abierto del Gobierno.

Descárguese el Informe completo:

http://www.worldjusticeproject.org/rule-of-law-index/