El Gobierno sale bien parado de su gestión en los últimos cuatro años. A los entrevistados se les pregunta si el PP lo habría hecho mejor, si hubiera gobernado, en economía, educación, inmigración y Estado de las autonomías. En todas, estiman que el PP lo habría hecho peor.

El terrorismo se mantiene como asunto de enorme preocupación (31,4%). La encuesta revela que los ciudadanos se muestran ligeramente más partidarios de acabar con la violencia terrorista por la vía policial antes que con el diálogo. En una escala de 0 a 10 -los extremos representan, respectivamente, la derrota policial y el diálogo con ETA-, la media de los ciudadanos se sitúa en el 4,41.

Este estudio postelectoral revela que la mayoría de los ciudadanos tiene decidido el voto con bastante antelación y, por tanto, las campañas hacen mella en un número reducido. Así, un 78,9% de los encuestados asegura que tenía decidido su voto para el 9 de marzo desde hacía bastante tiempo antes. Un 5,7% afirma que lo decidió al principio de la campaña electoral. Un 9,1% señala que tomó la decisión durante la última semana y el 4,6% reconoce que lo hizo el mismo día de las elecciones.

En estos comicios legislativos, un porcentaje muy significativo de electores dudó entre votar al PP o al PSOE, según las respuestas que han dado a los encuestadores del CIS. Un 28,1% asegura que dudó entre ambos partidos, en tanto que un 10,1% planteó su duda entre el PSOE e Izquierda Unida. Entre votar a los socialistas o a Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que lidera Rosa Díez, se situó un 2,1%, mientras que suben al 3,5% quienes dudaron entre apoyar al Partido Popular o al partido de Rosa Díez. Entre los que no votaron, un 47,7% señala que en caso de votar habría escogido la papeleta del PSOE y un 21,6%, la del PP.

Ver todos los resultados: documento en PDF