La evaluación, publicada por el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), mide el bienestar del país combinado con la prosperidad económica, los niveles de educación y la esperanza de vida. Así, la ONU coloca a Noruega, Australia y Nueva Zelanda en la parte superior y Níger, República Democrática del Congo y Zimbabue como los tres peores países para vivir. Un año más, los países occidentales lideran la lista, mientras que las naciones africanas se sitúan en los últimos puestos del Informe.

Por otra parte, Japón encabeza la esperanza de vida, con una media de 83,6 años, y Afganistán se coloca a la zaga con 44,6 años. El Estado de Liechtenstein tiene la mayor renta per cápita del mundo, con 57.005 euros, 460 veces mayor a la del último clasificado, Zimbabue, con 124 euros.

En general, el texto contiene algunos cambios significativos, ya que Estados Unidos ha ascendido nueve puestos respecto al anterior Informe, pasando del puesto décimo tercero al cuarto. Por el contrario, Islandia, duramente golpeada por la crisis financiera mundial, cae de la tercera a la decimoséptima posición.

Pese a estos datos, la ONU ha manifestado que las cifras no son plenamente comparables con las de años anteriores porque han cambiado varios métodos de cálculo en esta edición. Debido a las dificultades para obtener las cifras necesarias de algunos países, sólo 169 de los 192 estados miembros de la ONU han sido calificados.

ESPAÑA, UN PUESTO MÁS

El PNUD sitúa a España por encima de otros países de su entorno como Italia, Reino Unido, Grecia o Portugal, aunque otros como Irlanda, que figura en el puesto cinco de la lista, Alemania, en el 10, o Francia, en el 14, aparecen por delante.

La esperanza de vida en España se sitúa en los 81,3 años, según el Informe, que también recoge aspectos dispares como que la tasa de homicidios es de 0,9 por cada 100.000 habitantes o que el nivel satisfacción de los españoles es del 7,6 sobre 10.

DESCÁRGUESE TODOS LOS DATOS: