Una película que ha fascinado en Alemania y que corrobora la tendencia novedosa del público germano a romper la dinámica de que los mayores éxitos de la producción local sean las comedias. Un film, que más allá del interés por la historia patria, destaca su neutralidad narrativa y el compromiso con los valores democráticos. Denis Gansel con “La Ola” ha “tratado de mostrar la fascinación que el nazismo ejerció sobre los alemanes”. Como su propio director afirma, es una película que quiere dar respuestas a las siguientes preguntas: ¿cómo se nos podría engañar de nuevo hoy? ¿Cómo engañaron los nazis a la gente? ¿Sería posible? ¿Podría algo así suceder aquí y ahora en una escuela normal?

Adaptación de una historia real que fue recogida en una novela por Todd Strasser en 1981, con el título La Tercera Ola. Nos cuenta como en 1967, Ron Jones, un profesor de historia de un instituto de Palo Alto en California, no tuvo respuesta para la pregunta de uno de sus alumnos: ¿cómo es posible que el pueblo alemán alegue ignorancia a la masacre del pueblo judío? En ese momento Jones decidió hacer un experimento con sus alumnos: instituyó un régimen de extrema disciplina en su clase, restringiéndoles sus libertades y haciéndoles formar en unidad. El nombre de este movimiento fue The Third Wave. Ante el asombro del profesor, los alumnos se entusiasmaron hasta tal punto que a los pocos días empezaron a espiarse unos a otros y a acosar a los que no querían unirse a su grupo. Al quinto día Ron Jones se vio obligado a acabar con el experimento antes de que llegara más lejos.

Gansel ha trasladado esta experiencia a nuestros días y a su tierra natal: Alemania. Esta vez es el profesor quien hace la pregunta a sus alumnos: ¿Creéis que es imposible que otra dictadura vuelva a implantarse en Alemania?

Si de algo podemos calificar este magnífico trabajo, es de pedagógico. De testimonio incontestable de la peligrosidad de ciertas actitudes tan frecuentes en nuestras, teóricas, avanzadas sociedades.

El realizador alemán nos advierte de las consecuencias del olvido y de la incapacidad de los individuos para el análisis de un contexto social. “De la tendencia hacia el individualismo y la atomización completa de la sociedad, donde reside el peligro del resurgimiento de los regímenes totalitarios”.

Esta película es una magnífica y eficaz aportación para la formación democrática de nuestros jóvenes.