Sus conclusiones ponen de manifiesto que existe todavía una oportunidad, dentro de las dos próximas décadas, para evitar las consecuencias del calentamiento de La Tierra, y en particular, para conseguir el objetivo de los 2º C marcados por la Unión Europea. Según el informe, las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero seguirán aumentando hasta el año 2015, momento en que se registrará un “pico”.

La evaluación muestra que este objetivo puede conseguirse con las tecnologías conocidas. Si, además, se dan incentivos y se hacen inversiones en investigación y desarrollo, el potencial para la reducir las emisiones crece substancialmente.

Los esfuerzos de reducción de emisiones de CO2 en las próximas dos o tres décadas determinarán en gran medida el aumento medio de la temperatura global a largo plazo y los correspondientes impactos del cambio climático que se podrán evitar. Además, en todas las regiones analizadas, los beneficios para la salud a corto plazo originados por la reducción de la contaminación del aire como resultado de la reducción de los gases de efecto invernadero pueden ser sustanciales y pueden compensar parte importante de los costes de mitigación. La inclusión de otros beneficios distintos a la salud, como el aumento de la seguridad energética y el empleo, puede reducir todavía más los costes.

Entre 1970 y 2004 las emisiones globales de gases de efecto invernadero han aumentado un 70%. Sin políticas adicionales, las emisiones gases contaminantes continuarán creciendo en las siguientes décadas –del orden de 25-90% para 2030 y 50-240% para 2100 (en relación con las de 2000).

El Cuarto Informe de Evaluación del IPCC supone sin duda un avance muy significativo en el conocimiento científico, técnico y socio-económico del cambio climático. Se presentará en la 13ª Sesión de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Cambio Climático que se celebrará a primeros de diciembre de 2007 en Bali y constituirá uno de los elementos claves para los gobiernos a la hora de fijar los compromisos de las Partes para después de 2012.

Ver informe completo: Documento en PDF