Y pienso que la basura mejor está en las calles, y no en las callejuelas neuronales del tierno cerebro estudiantil. En España, estudiar supersticiones irracionales es obligatorio y evaluable. Toma lorito. En esas callejuelas neuronales sin salida, donde vive encerrada, Cospedal dice que Wert es muy valiente. Eso en jerga política todos saben lo que significa. Un suicida político cuyo reino es de otro mundo (económico, supongo; que diría Stanley de poder encontrar a este político perdido en sus cosas de los demás). Para los del otro lado, nos cantan de nuevo el Romance de Valentía. La valentía es para los toreros, los militares y los revolucionarios. También para los/las que quiere vestir a la moda de la alta costura.Reconozcámoslo. Wert es demasiado joven para su edad. Casi inmaduro.Un chanquete político, vamos. Por eso dice que no hace lo que hace mientras lo dice. Y este joven Werther, sensible yenamorado de sí mismo, no encuentra Carlota que lo justifique. Pero sí Estela. Él siempre sigue la estela de “el Rajoy” de sus “entrestelas”. Rajoy le acompaña y apoya. Ya ha visto lo útil que es para hacerle parecer mejor. Eso sí. Cualquier día le envía dos pistolas.

El Prestige empantanó de negra basura las playas del norte. Allí no faltaron manos para recogerla. Años más tarde, todo queda en “ná de ná”. Nadie es responsable. Nos costó el dinero a todos los españoles, pero no hay negligencia. Una catástrofe natural, digamos. Y cierto que era natural la catástrofe contando con el gobierno de la época. El Prestige me temo que es el anticipo. De todos los que han llenado de dinero negro la política española, solo pagarán los más pringados. Muy pocos, después de una buena limpieza con prescripciones, los yo no lo veo, borrados de disco, yo no fui y quién lo dice. Lo peor está por llegar, cuando la justicia determine del Gürtel y todo lo demás que “ella sola se murió”. Como el Prestige. Algunas investigaciones terminan en Duque seco.

Las encuestas dicen que dicen y ya estamos otra vez. Las próximas elecciones sonarán con los sonidos del silencio y si no oído al parche.