No me interesa el detalle del asunto ni enjuicio la sentencia. Lo que me parece importante en este asunto es que un Banco ha denunciado a uno de sus asalariados, porque le habían fallado las especulaciones con lo cual perdía mucho dinero. Por lo tanto parece que perder dinero por especulaciones erróneas justifica recurrir a la justicia.

Desde hace meses las hazañas de nuestros Bancos, en particular de Bankia, después del Banco de Valencia y otros, nos ahogan no solo por la acumulación de información sino también por la agravación que suponen de nuestra desastrosa situación. Desde que empezó la crisis en 2007, los Estados han tenido que socorrer a los Bancos para defender el patrimonio de los depositarios y la economía. Esto lo han hecho con los euros de los contribuyentes, que ahora están pagando las consecuencias. Desde esa fecha, aparte de Madox en Estados Unidos, ningún especulador, ningún banquero se ha sentado en el banquillo de los acusados. ¿Qué representan los 5.000 millones de euros que Kerviel hizo perder a la Société Générale comparados las decenas de miles de millones de euros que los Bancos españoles han perdido por sus especulaciones y cuya cuenta pasan ahora a los contribuyentes? Lo lógico es que estos señores, responsables indiscutibles de la gestión de sus entidades financieras, se sienten en el banquillo para rendir cuentas, ser procesados y ojalá condenados.

Es lo que quizás pueda ocurrir para los gestores de Bankia, que tienen que responder ante la Audiencia. Digo quizás porque ya ha salido en su defensa la señora Cospedal. Evidentemente una condena a Rodrigo Rato, mano derecha de Aznar en su Gobierno, antiguo Director del FMI, sería una noticia muy importante. No solo por la connotación política sino sobre todo por la manifestación de que un Director del FMI puede gestionar una entidad bancaria peor que lo harían los griegos, ¡qué ya es decir! No olvidemos que el FMI da a diario lecciones de gestión a todo el mundo. Digo que quizás esto ocurra, porque no podemos olvidar el juicio a Camps con su increíble resultado.

Debo manifestar mi extrañeza porque en los medios de comunicación, y en este caso, en particular, los medios de comunicación franceses, no se ha comparado la denuncia a Kerviel con la ausencia de denuncia a los gestores de Bancos fallidos, como por ejemplo el Banco Dexia que está costando mucho dinero a los estados belgas y franceses.

Volviendo a nuestro país, es cómico que un ministro diga que no ha lugar para crear una comisión de investigación parlamentaria sobre el desastre de Bankia, porque hay una causa judicial abierta cuando la Secretaria General del partido que gobierna afirma que lo que no ha lugar es para abrir es una instrucción judicial. Y posteriormente parece que aceptan dicha comisión. ¡A ver si se entienden!

Mientras tanto sí es seguro que Kerviel irá a la cárcel y no los Presidentes de Bancos en quiebra. Para pagar los 5.000 millones de euros a sus patronos lo mejor que puede hacer es crear un Banco propio, quebrar y pedir los 5.000 millones a su Gobierno. El problema es que en este caso el Gobierno es socialista y no se los daría.