En una sociedad, como la occidental, donde si no eres joven, delgada y económicamente autosuficiente, las mujeres tenemos poco que decir, es una gran satisfacción ver películas como «¡Mama Mia!». Dirigida por una mujer -directora teatral que por primera vez se pasa al cine- Phyllida LLoyd.

Esta historia es un canto a la mujer madura y a la vida. Se percibe la procedencia teatral de la directora en la cuidadísima interpretación al tiempo que el vibrante ritmo nos lleva al entusiasmo por vivir. Vivir la vida con pasión. No importa tanto, si sufrimos o somos felices, como la imparable aventura de vivir.

La historia transcurre en una impresionante isla griega: Kalokairi. Perfecto lugar para dar vida y dejar que los sentimientos de los personajes y sus emociones se espandan con la misma espectacular vibración que las olas del mar contra las rocas.

La mujer en esencia pura como ser libre, divertida, apasionada, independiente, fuerte y emotiva a la vez.

La vida -sobre todo si la vive una mujer- tiene ¡tanta fuerza!

Gracias al grupo Abba por su música que nos hace movernos alegres en las butacas., a los actores por su verdad, y a la directora por gritarle al mundo que una mujer «madura» puede ser tremendamente atractiva.

No se la pierdan!!