Cada vez es más verosímil la tesis de Woody Allen. Hay alguien ahí fuera mirándonos (Si la cosa funciona). La mala noticia es que van a reponer Plauto, y han decidido hacer en el Gobierno español el casting para Miles Gloriosus. La cosa funciona demasiado bien y el título está peleado. Miren y vean. Qué excelente papel de “Fanfarrón”, el de Montoro. Wert, cuando se “Pavonea” no tiene rival. Y qué decir de Gallardón. Borda sus actuaciones de “Cómo me quiero. Me quiero tanto”. Aunque quizássobreactúa la “Autosuficiencia”. A Saénz de Santamaria la “Altivez” y el “Desden” le sale muy natural. Pastor con su actitud “Voy sobrada” es una seria candidata. Mato es el reflejo de la “Astucia” a lo Miles y Bañez de su famosa “Atración fatal”. Ya dependerá si la película termina en cine de culto, de palomitas o de culto a las palomitas. Ahí entraría Morenes con su cuidada capacidad “Empática” (si el director es francés) o Guindos con su mirada “Perdonavidas” (iría con ventajas si Clint Eastwood aspira a otro Nobel con la escenificación épica griega). En fin, no sufran si terminan la legislatura y no les dan el papel. Cien sobre ciento que todos ya saben dónde (empresa pública, Banco internacional o multinacional) continuarán haciendo el papelón. Seguro que ya van haciendo “cameos” para ellos.

Por culpa del “casting”, peor aún de lo que hacen es cómo lo hacen: con cinismo y desfachatez. Discursos trufados de medias verdades o mentiras completas. Sanidad, educación, justicia, empleo, da igual el qué no varía el cómo. Todo por hacerse con el papel. Y ya metidos en el papel, lo siguiente es que los mismos que han distorsionado el funcionamiento de la democracia mediante personalismos, contaminando los equilibrios de poder, malversando recursos y practicando opacidad total con la complicidad del tú más, vendrán pidiendo la autoridad competente. Al tiempo.

Convergencia y ERC están en lo que están, que es en no estar, mientras el PSC ha pasado a ejemplo cuántico de posición ideológica. A lo Nino Bravo, se van pero se quedan porque forman parte de ti… Iniciativa per Catalunya, Verds-Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA) van juntando separaciones. De todos, lo que más duele es la izquierda. El socialismo o el comunismo o el anarquismo sólo pueden ser internacionalistas. ¿A alguien le suena eso de La Internacional de Vic? Quiero decir, no siendo una empresa de transportes o envíos de remesas. Ahora toca pasear oximorones, con las izquierdas profundamente nacionalistas. Decía Bobbio que la igualdad es la estrella, el norte de la izquierda. ¿Cómo construir la igualdad sobre la base de distinciones, del orden que sean? ¿Los obreros que viven fuera de Cataluña son menos obreros? ¿Las desigualdades e injusticias distinguen de identidades nacionales? En estos debates se va por el desagüe el socialismo. Para los conservadores, la identidad y la nación es el debate. Su excusa. Siempre lo ha sido.

Veo, veo. ¿Qué ves? Veo un delito. ¿Y qué causa es? Empieza por la N. No os lo veo, no os lo veo, no os lo veo. En España, el Fiscal General no quiere parecer parcial y tomar parte por el juez o la justicia. En eso es exquisito. Hay razones de peso, como que a nadie le amarga un dulce, y que torres más altas han caído cuando la justicia se anda por las ramas (dinásticas). Me consultan de la Agence France-Presse por qué el Rey tiene ahora tan mala fama entre muchos españoles. Les respondo que todo es culpa de la censura. Que ahora hay menos y se le ven más las entradas que cuando era joven. Aunque la respuesta venía al pelo, al periodista le interesaban más las salidas que las entradas. Estos franceses con su “cherchez la femme”. ¡Qué daño hizo Alejandro Dumas (padre)!: “Il y a une femme dans toutes les affaires; aussitôt qu’on me fait un rapport, je dis: «Cherchez la femme!»”. Cómo explicarle a un francés que en España somos gente seria. Que aquí no hay ni femme, ni cherchez ni Memorias de África que valga.