Investigaciones recientes publicadas en el British Medical Journal[i]señalan que la crisis económica de 2008 pudo ser la causa del aumento de las tasas de suicidio en Europa y América, especialmente en los hombres y en los países con mayores niveles de destrucción de empleo. Para los científicos, el aumento en el suicidio suelen ser la punta del iceberg de la angustia emocional relacionada con la recesión.

Estos hechos extremos ya indican la importancia y la relación entre las políticas públicas y las condiciones de vida, la calidad y como última derivada en la felicidad o no de la población.

ESTADO ACTUAL

El reino se sitúa a la cola de la UE en gasto público en investigación y desarrollo en Europa. También en los resultados del informe PISA respecto a adultos, el primer estudio global de las competencias de los adultos de la OCDE, revela que España es de los últimos en cuanto a niveles de alfabetización y aritmética en una lista de 24 países. El estudio encontró que uno de cada cuatro españoles entre 16 y 65 años marcó los niveles más bajos de alfabetización, y uno de cada tres de los niveles más bajos de competencia matemática. Solo este hecho ya aumenta la preocupación sobre la capacidad para salir con éxito de la crisis en el futuro cercano.

Por otra parte, los gastos en protección social, en gasto por dependiente, o la sanidad pública empeoran en todas las comunidades autónomas; los recortes según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad redundan en la atención dispar entre territorios. El desempleo a largo plazo o incluso los trabajadores con riesgo de pobreza se mantienen en niveles muy elevados. El desempleo es del 26%. La riqueza de las familias roza el nivel previo a la crisis. La pobreza infantil alcanza al 26,7% de los menores de 16 años según el VIII Informe de la Realidad Social (ORS) de Cáritas, un informe que encuentra tres millones de españoles viven en condiciones de «pobreza extrema», un 6% de la población de 47 millones de España vivía con 307€ al mes o menos en 2012, el doble de la proporción en el 2008 antes de que España se viera afectada por la recesión, mientras bajan los salarios, que a la vez hunden la renta de las familias. El número de personas que comen de ONGs como Cruz Roja aumenta (según esta organización el número de personas que reciben comida ha pasado de 514.000 en 2009 a los 1,2 millones actuales, más del doble)a la vez que la deuda pública llega a casi el 100 % del PIB, y las medidas tomadas de austeridad afectan de una manera desproporcionada a los sectores más desprotegidos.

El Comisario del Consejo de Europa para los derechos humanos, Nils Muižnieks, advirtió que «los recortes en los presupuestos sociales, sanitarios y educativos han llevado a un crecimiento preocupante de la pobreza de las familias en España». Esto ha tenido un impacto particularmente negativo en el disfrute de los derechos humanos de los niños y de las personas con discapacidad. »

España es la sociedad más desigual de Europa.[ii] Según The Guardian citando el informe de Cáritas, el Top 20 % de la sociedad española ahora es siete veces y media más rico que el quinto inferior. Mientras la brecha entre la riqueza española aumenta, y los millonarios en España crecen un 13% hasta superar los 402.000 en plena crisis (un informe de Credit Suisse sitúa al país como el octavo que registra un mayor aumento).

…CADA VEZ MENOS GENTE FELIZ…

Un informe reciente de Naciones Unidas, World Happiness Report 2013[iii] intenta medir con una serie de variables el estado de la felicidad en todo el mundo. El informe analiza el impacto de factores como el PIB, las expectativas de vida, tener pareja, la corrupción política, la libertad o la generosidad en la felicidad individual y reconoce que la felicidad es esencial en el desarrollo social y económico; y que el bienestar de los ciudadanos es vital para el progreso de las naciones. Los ciudadanos felices viven más, son más productivos y más cívicos. [iv]

En concreto, España ocupa el lugar 38 sobre 156, y es uno de los que más puestos han descendido en el ranking de la felicidad en 2010-2012 con respecto a una encuesta similar llevada a cabo en 2005-2007 (un amigo dijo ¡¿pero no habíamos ganado la copa del mundo de fútbol?!).Seis de los 17 países de la eurozona han presentado significativos incrementos mientras otros 7 han experimentado significativos descensos; los cuatro mayores que más han descendido han sido los que más han sido duramente castigados por la crisis de la eurozona en Europa: Italia, Grecia, Portugal y España. Algunas regiones del Norte de África y Oriente Medio agitadas por la inestabilidad política) han tenido un comportamiento similar.

Los ciudadanos de Italia, Grecia, Portugal y España, los más golpeados por la crisis en la Eurozona, “perciben que han perdido libertad para tomar decisiones clave en sus vidas», puede leerse en el documento. «La crisis ha limitado sus oportunidades y se percibe un aumento de la corrupción en la política y los negocios; y un descenso de apoyo social y generosidad», añade. El informe destaca en España el elevado porcentaje de pacientes en tratamiento por problemas de ansiedad y abuso de sustancias, unido al aumento del paro, la crisis económica y la corrupción en España como principales variables de este descenso.

..FELICIDAD POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Se han realizado investigaciones recientes y todavía no publicadas[v] intentando aproximarse a la medida de la felicidad por CCAA, en la línea del informe Mas allá del PIB encargado por el gobierno francés a varios premios nobel. La aproximación a la medida del bienestar, incluyendo variables objetivas: niveles de contaminación, metros cuadrados de vivienda, resultados del informe PISA en educación, el nivel de transparencia, o de corrupción. Además se ha incluido la variable subjetiva clave, es decir la pregunta: ¿Cómo de feliz se siente usted?. Este índice estaría relacionado con la buena vida y podría compararse con la metodología seguida por el índice Better Life de la OCDE[vi]. Las Comunidades Autónomas con mejores valores son Navarra, Rioja y País Vasco. Cuestiones talescomo el tipo de sociedad muy cohesionado, la elevada participación, o los niveles de transparencia podrían estar detrás de estos altos valores. Otras CCAA como Madrid y Cataluña, por ejemplo,presentan elevados niveles de PIB pero bajos de buena vida,influidos por los graves problemas de calidad de vida, y problemas ambientales graves, tales como la contaminación atmosférica, que afectan a gran parte de esa población, y de otras variables que no son difíciles de imaginar, como el estrés o simplemente el tiempo destinado a llegar al trabajo.

Estos indicadores y esta forma de medir, todavía no totalmente estandarizada, son importantes no solo para intentar medir el estado actual o las tendencias respecto a la felicidad en un país, o en una CCAA o municipio, sino para poder diseñar políticas que en definitiva tiendan hacia conseguir esa felicidad. Países, como Ecuador, por ejemplo, acaban de presentar el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017 precisamente para adelantarse y prevenir estos hechos.

Todas estas evidencias obligan a considerar la importancia dela evaluación de políticas y la imprescindible rendición de cuentas asociada.

…EVALUACIÓN DE POLÍTICAS Y RENDICIÓN DE CUENTAS..

En España no se evalúan las políticas públicas, a pesar de estar institucionalizada la materia en un organismo dependiente del Ministerio de Hacienda. Este proceso que debe realizarse de un modo pluridisciplinar, con expertos de distintas áreas, educación, sanidad, infraestructuras, directamente no se realiza, aunque sus ventajas son muy evidentes. Por ejemplo se puede observar si una política está teniendo una serie de impactos previstos o sobre la población. En el anterior periodo político se evaluaban entre 3 o 4 al año, cifra totalmente insuficiente; actualmente se evalúa una o ninguna. Se trata de saber si las políticas van en la dirección correcta, luego poder trasmitirlo a la sociedad y a los contribuyentes que son los que pagan estas políticas, y finalmente pedir cuentas, es decir rendir cuentas por las políticas realizadas. Esta rendición tiene el doble efecto de que los decisores públicos que toman las decisiones asuman sus responsabilidades y, por otra parte, que sirvan de lección aprendida para que no vuelvan a cometerse los mismos errores. No se está hablando de corrupción, ni de beneficiar a entidades o empresas amigas, o de nombrar políticos a responsables de empresas que luego vuelven otra vez a las empresas privadas, con el conocido mecanismo de “puertas giratorias”, o de llevarse el dinero, sino simplemente de saber si se administran de una forma inteligente los recursos de todos. Por ejemplo, se diseñan radiales alrededor de Madrid que iban a llevar nos cuantos millones de coches y que unos años después quiebran; se diseñan aeropuertos donde no existe una demanda de vuelos; o puertos gigantes al lado de otros infrautilizados; o una política de vivienda que hace que haya 3,4 millones de viviendas vacías según el último censo de 2011 (no viviendas de uso secundario, sino viviendas vacías sin uso, mientras hay gente que vive en la calle), o de políticas energéticas que hace que suba la electricidad un 60% en unos cuantos años.

LA RESPONSABILIDAD ÚLTIMA DE LOS POLÍTICOS Y GESTORES PÚBLICOS DEBE SER QUE CADA VEZ MÁS GENTE VIVA MEJOR Y MÁS FELIZ

Pero, incluso en estos momentos críticos de niveles brutales de paro, de privatización y encarecimiento de la sanidad, de falta de medios en la educación, de pérdida de poder adquisitivo y de desmantelamiento del estado de bienestar, es muy interesante preguntarse qué es lo que nos hace felices, ver qué podemos hacer para conseguirlo y, sobre todo, ser capaces de exigir a nuestros políticos -e incluso a nuestras empresas-que tiendan hacia esos mismos fines. A partir de aquí deberá haber evaluaciones de políticas y rendición de cuentas de los administradores ante la sociedad.

Es evidente que las políticas que han ocasionado, incluso suicidios, no van en esta línea. En definitiva, los políticos deben hacer que la felicidad, y cómo medirla, sea un objetivo del desarrollo.

Puede ser que no estemos ante un época de cambios, sino ante un cambio de época, pero seguro y en cualquier caso que este tema será clave para ese nuevo diseño de políticas, de evaluación y de rendición de cuentas y comportamientos de Administraciones, partidos políticos y empresas ante los ciudadanos.

[i]En 2012, los juzgados españoles ejecutaron 46.408 desahucios, un 13,9% más que el año anterior, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De ellos, 14.549 desalojos correspondieron a Madrid; solo superada por Cataluña (25.422).

[i]https://www.diagonalperiodico.net/cuerpo/19908-la-crisis-economica-2008-pudo-ser-la-causa-miles-suicidios-mundo.html

[ii]http://www.theguardian.com/world/2013/oct/10/spanish-wealth-gap-inequality-charity

[iii]http://unsdsn.org/files/2013/09/WorldHappinessReport2013_online.pdf

[iv]http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/09/10/noticias/1378835033.html

[v]https://www.diagonalperiodico.net/m/18930

[vi]http://www.oecdbetterlifeindex.org/