Revista Temas

EUROPA Y SUS FUTUROS

Las elecciones europeas del 9 de junio de 2024 suponen un triple reto para los demócratas, los europeístas y los progresistas. Primeramente hay que estimular la participación y centrar el debate en las cuestiones europeas. Estos comicios son considerados a veces -equivocadamente- de segundo orden por una parte de los votantes (a juzgar por la mayor tasa de abstencionismo), además de ser valorados como una especie de indicador indirecto sobre la popularidad de los gobiernos de turno.