Esto no va de tirios y troyanos, de buenos y malos, es un ejercicio democrático que deberían copiar el resto de partidos políticos, donde los militantes son los que deciden lo que consideran mejor. Sí, los militantes.

Los militantes son libres de apoyar a cualquiera de los dos candidatos, e incluso tienen la obligación de intentar dialogar y convencer al mayor número de compañeros y compañeras de lo que creen más oportuno para el bien de la sociedad madrileña. Pero en estos días tan intensos, tengamos todos presente, en los mensajes públicos y privados, que formamos parte del mismo equipo, que el adversario es el partido popular y que tenemos la obligación moral de presentar una alternativa sólida para cambiar Madrid.

Y en estos momentos, quien más ilusión despierta entre los ciudadanos, quien puede recuperar activamente a muchos ciudadanos y ciudadanas madrileñas embarcados en la resignación, es el tandem formado por Trinidad Jiménez y Jaime Lissavtzky. ¿lo dicen las encuestas? Sí, pero también lo dice la encuesta de la calle, esa en la que la gente se acerca y nos pide que les demos la oportunidad de poder votar a Trini para quitar al PP.

La experiencia en la gestión de Trini y Jaime, su conocimiento de nuestra región y de la ciudad de Madrid y la valoración y apoyo por parte de los ciudadanos los convierte en el mejor activo para cumplir el sueño de millones de ciudadanos que nos reclaman un cambio político, y quieren un gobierno que se ocupe de la gente normal, de sus necesidades y expectativas.

Los socialistas de Madrid queremos ganar la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid el próximo año e iniciar una etapa de cambio y transformación que mejore la calidad de vida de los ciudadanos. Estoy seguro de que los miles de militantes madrileños que están llamados a elegir quien será el cartel electoral del PSOE en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid pondrán esas ganas e ilusión por ganar por encima de cualquier otro interés, valorarán quien está en mejores condiciones para hacerlo y elegirán a Trinidad Jiménez y Jaime Lissavetzky, ya que son los que están en mejores condiciones.

En estos momentos, tan intensos y apasionados, es bueno recordar unas palabras de Pablo Iglesias :

“Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas, ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que les anima, sino para difundirlas, para llevarlas a todas partes…”