Pero no asistí a la manifestación del 11 de Septiembre de este año, porque no soy independentista, ni nacionalista. Sé que de los cientos de miles de manifestantes que acudieron a la marcha, muchos protestaban por los recortes en la sanidad, en la educación y/o en la dependencia, y que la gran mayoría están muy cabreados con el paro y con la crisis -ninguno de ellos la originó, pero la están pagando-. Y también estoy segura de que una parte de los que asistieron lo hicieron por la independencia de Catalunya, el lema que revindicaba la pancarta.

Los catalanes estamos muy cabreados, estamos hartos de que nos critiquen, que se haga campaña en contra de nuestros productos. Y sí, exigimos un sistema de financiación más justo.

El presidente Mas, intentando sacar provecho de esta gran movilización, convoca elecciones anticipadas para el 25 de noviembre en un intento de esconder su desastrosa gestión de Gobierno, o lo que es lo mismo: sus brutales recortes en sanidad, educación y servicios sociales. Su incapacidad y la de CIU, para dar respuestas a todos los problemas que tiene la sociedad catalana en estos momentos, es manifiesta.

CIU y Mas tendrán que dejar claro en su programa su hoja de ruta para declarar la independencia de Catalunya y la ruptura con el Estado español. Solo así podrá ser creíble, dado que lo que ha dejado claro en estos dos años de legislatura es su política de reducir impuestos a los ricos (como el Impuesto de Sucesiones), recortar el Estado del Bienestar y gobernar conjuntamente con el PP, sin importarle que fuera el PP el que llevo el Estatut al Tribunal Constitucional.

Para el PSC estas elecciones son una gran oportunidad de presentarse ante los ciudadanos catalanes con un programa claro, que incluya eliminar los recortes sociales llevados a cabo por CIU en estos dos años y una mejor financiación dentro de un Estado federal, donde el primer paso tiene que ser la transformación del Senado en la cámara de representación de los territorios. Es decir, un Senado federal.

Así las cosas, los catalanes el 25 de noviembre podemos eligir entre la independencia y los recortes sociales de CIU o la protección social y el federalismo del PSC. Bienvenidas sean las elecciones.