Ayuda oficial española al desarrollo: ¿TIEMPOS DE CRISIS?

Sergio Tezanos Vázquez

Revista Temas 188 – Los retos energéticos de Europa – Julio 2010, pgs. 18-20

 

El Gobierno anuncia que los recortes del gasto público afectarán a una de las políticas públicas que ha constituido una de sus principales señas de identidad política: la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD); es decir, la política pública que financia el Estado central y los entes autonómicos y locales para contribuir al desarrollo humano internacional. Lo cierto es que las cifras de AOD han aumentado formidablemente desde la llegada de Rodríguez Zapatero al Gobierno. Si se compara con la situación del Gobierno anterior, el desembolso neto de AOD española ha aumentado, en términos reales, un 127% entre 2003 y 2009. Y, lo que es más importante, el esfuerzo financiero (la proporción del Producto Nacional Bruto destinado a AOD) se ha duplicado, pasando del cicatero 0,23% de 2003 al 0,46% del pasado año. Como resultado, España fue en 2009 el sexto mayor donante de los 23 países de la OCDE que integran el Co mité de Ayuda al Desarrollo, escalando desde el decimosegundo puesto que ocupaba en 2003. De este modo, parecía trazarse una senda “creíble” —aunque rezagada a causa de la crisis— de cumplimiento del compromiso socialista de destinar el 0,7% de la renta nacional a AOD para 2012. De cumplirse este objetivo, España se habría ubicado entre los 3 o 4 principales donantes del mundo, incrementando así su influencia en el sistema de cooperación internacional para el desarrollo.

Ver artículo completo en pdf