EL CRISTIANISMO ANTE LA CRISIS ECONÓMICA

Juan José Tamayo

Revista Temas 180 – La nueva demografía – Noviembre 2009, pgs. 14-18

 

La “crisis de los mercados financieros” no es originariamente económico-técnica, sino ética, económica y política. En su origen se encuentra el actual sistema social y económico neoliberal, “la gran blasfemia de nuestro tiempo” (Casaldáliga), que legitima generaliza la corrupción en sus diversas modalidades, como se ha puesto de manifiesto en los dos últimos años de manera especial: desfalcos, fraudes, estafas, extorsiones, despilfarro, abusos en el mercado financiero, codicia, falta de control, abusos de poder, falsas informaciones y engaño a la ciudadanía, etc. Prácticas todas ellas apoyadas por la mayoría de los Estados y de sus gobiernos a través de políticas de liberalización de la economía, que generan empobrecimiento en la mayoría de la población mundial y constituyen un retroceso en la defensa del bien común y de los derechos humanos, reducidos al derecho de propiedad.

Ver artículo completo en pdf