LOS ERRORES ANTERIORES CONDICIONAN EL PRESENTE

Roberto Dorado

Revista Temas 180 – La nueva demografía – Noviembre 2009, pgs. 8-9

 

La corazonada de Gallardón se quedó en pura cabezonada que ha despilfarrado un montón de millones. Cabezonada en la que embarcó a todo el mundo, desde la Casa Real hasta a su mayor enemiga, Esperanza Aguirre, pasando por el Presidente del Gobierno, porque nadie quería aparecer, si – como ha sucedido- la candidatura fracasaba, como el culpable de dicho fracaso por no haber prestado la ayuda solicitada.

Ver artículo completo en pdf