George Soros. Kevin Phillips

Ver artículo completo en pdf