Donella Meadows, Jorgen Randers y Dennis Meadows

Ver artículo completo en pdf