POR UN MODELO MUNICIPALISTA

De las entrañas de toda comunidad humana surge de forma natural el municipio como institución que aspira a ordenar la convivencia y dar respuesta directa a las necesidades de sus miembros. Con independencia del contexto y sus características originales, los municipios son consustanciales a todas las sociedades, lo cual les confiere un carácter global. Los sistemas de organización territorial se instauran, mutan y caducan, pero no el municipio, que aun en constante evolución, perdura como unidad elemental e incuestionable de todo Estado.

Lee mas