En la introducción a la Estrategia Global de la UE, Federica Mogherini escribe: “Hoy, más que nunca, necesitamos una Unión Europea fuerte. Es lo que se merecen nuestros ciudadanos y lo que espera el mundo entero”. ¿Cree que el mundo aún espera a Europa en el escenario internacional?
EDGAR MORIN:
Es una frase retórica, porque el mundo podría haber conocido una Europa verdaderamente democrática y pacífica, a través de un mensaje profundamente humanista frente a las tragedias existentes en el mundo. Este mensaje no sólo no llegó, sino que fue desterrado en dos acontecimientos recientes: la actitud miope y puramente financiera hacia Grecia, y la crisis de los refugiados. Desde este punto de vista, el mundo ya no espera grandes cosas de Europa.