En el período de pocos meses los principales partidos políticos españoles han celebrado, o van a celebrar, sus Congresos, como máxima expresión de la democracia interna.

En los tres Congresos celebrados en febrero, se han manifestado déficits de funcionalidad democrática, que denotan el distanciamiento que se está produciendo tanto entre los partidos políticos y los ciudadanos, como entre sus cúpulas políticas y los afiliados.

Ver artículo completo en pdf