La evolución política y sociológica de algunos partidos de la nueva derecha —a la que califiqué como “derecha rabiosa” en mi artículo del número anterior de TEMAS— está perfilando un nuevo paradigma de comportamiento que tiene bastantes peculiaridades. Peculiaridades que en ciertos casos presentan rasgos propios de las derechas fascistas que emergieron durante los años comprendidos entre la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Ver artículo completo