Cuando quedan pocos días para que los madrileños vuelvan a las urnas, las distintas encuestas vienen a reflejar que por primera vez en décadas el PSOE será la primera fuerza política en la Comunidad de Madrid. Una buena noticia para el bienestar de los ciudadanos, si esa victoria viene acompañada del número suficiente de escaños para que en la Asamblea de Madrid Ángel Gabilondo pueda ser investido presidente de la Comunidad.

De no ser así, es decir, si las tres derechas suman, aunque pierdan las elecciones en la Comunidad de Madrid, continuará un proyecto agotado que no solo ha incrementado la desigualdad en nuestras calles, sino que ha batido el penoso récord de cambiar tres veces de presidente de la comunidad en menos de un año. Por no hablar del entramado institucional de corrupción que llevan los madrileños sufriendo durante décadas con el PP en el gobierno de la región.

En las campañas electorales siempre existe, y se produce, mucho ruido. Pero, aunque el ruido pretenda distraernos, de lo que se trata en estas elecciones es de elegir si queremos que el próximo presidente de la comunidad de Madrid es Ángel Gabilondo (PSOE) o Isabel Díaz-Ayuso (PP)

¿Qué quiere Gabilondo para Madrid?

Si el presidente de la Comunidad de Madrid es Ángel Gabilondo, el objetivo de su gobierno será realizar los cambios necesarios para asegurar la máxima libertad y prosperidad. Su compromiso, que es el del PSOE, es con el progreso de Madrid. Por ese motivo, su primera tarea consistirá en eliminar las grandes deficiencias que aquejan a los servicios públicos tras años de recortes, privatizaciones y desidia.

Hacer de la Comunidad de Madrid una región líder en derechos y en innovación. Como señala en su programa electoral, si Madrid lidera el crecimiento, debe liderar también los derechos a nivel nacional. El crecimiento económico debe servir para mejorar los servicios y convertirlos en un referente de calidad, satisfacción y equidad. Un buen gobierno puede convertirla en la locomotora social que marque el camino para la ampliación de nuestro Estado de Bienestar.

Gabilondo plantea que se necesitan políticas públicas que apuesten por la libertad y la igualdad, y frenen al radicalismo. Plantea que hay que lograr un Madrid más cohesionado y solidario. No hay que elegir entre justicia y crecimiento, sino que se debe y se puede crecer con justicia para que el crecimiento sea duradero y sostenible en una región donde caben todas las personas. El buen gobierno, el liderazgo económico y social y la cohesión social y territorial son sin duda objetivos ambiciosos. Pero su consecución es imprescindible para lograr la prosperidad a la que aspira el PSOE en el gobierno.

¿Qué quiere Isabel Diaz-Ayuso para Madrid?

A pesar de ser menos conocida, lo que pretende es más de lo mismo, más del PP que lleva gobernando casi veinticinco años la Comunidad de Madrid. Por eso, aunque lo oculten, su única baza es el ruido. Un ruido, que desincentive la participación electoral de los votantes progresistas, para que aun perdiendo estrepitosamente las tres derechas puedan llegar a formar gobierno.

Si no se vota porque se cree que está todo hecho, puede que la próxima presidenta de la Comunidad sea una persona que entre otras cosas ha dicho: 

  • El concebido no nacido: “Que el concebido no nacido sea considerado como un miembro más de la unidad familiar, de manera que se tenga en cuenta para expedir el título de familia numerosa o solicitar plaza escolar”.
  • Si el embarazo no llega a buen término, ¿se devuelven las ayudas?
  • «No lo he pensado. No lo tengo claro, creo que no. A la hora de solicitar una plaza evidentemente no, pero a la hora de expedir el título lo sopesaré».
  • Empleo basura: “Yo prefiero un empleo a que no haya empleo. Cuando empiezan a hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para la persona que está, a lo mejor, deseando tener ese empleo basura”.
  • Atascos a las tres de la mañana seña de identidad de Madrid: “Los atascos a las tres de la mañana un sábado hacían a la ciudad especial, era parte de la vida de Madrid. Si sigue Podemos en el Ayuntamiento de Madrid no va a haber atascos, más que, eso sí, por el día porque esos están por todas partes. No creo que sea motivo de disfrute pero es una seña de identidad de nuestra ciudad, de que la calle siempre está viva”
  • Tipo de mujer que no coge el permiso de maternidad: “Mi querida amiga Ana, que también será eurodiputada dentro de poco, tiene una niña desde hace una semana y ya está emprendiendo por el mundo, es el tipo de mujer que yo defiendo. Este el tipo de mujer que a mí me gusta y no el de la izquierda, que tiene que victimizar y colectivizar los sentimientos”.
  • Okupas: “Un día de estos os vais de vacaciones y cuando volváis, porque consideran que la casa está vacía, se la dan a sus amigos okupas”.

Estas son las dos personas que pueden ser presidente o presidenta de la comunidad de Madrid dentro de unos días. Tu decides, si te movilizas y votas, o te conformas con otros cuatro años más de PP, Ciudadanos y Vox en Madrid.