En España, podemos decir con orgullo que, aunque queda mucho por hacer, el avance en igualdad ha sido tremendo, porque somos conscientes, la mayoría de los ciudadanos, que es una cuestión de cumplimiento de los derechos humanos. Pero hay que seguir activos en este combate, porque la ola reaccionaria quiere volver al pasado.

De aquel año 1965:

  • En una España muy pobre, con una renta per cápita de 774,76 dólares.
  • En una España que vivía en una dictadura, donde el machismo institucionalizado no solo recluía a las mujeres en los hogares, sino que además estos hogares en porcentajes muy elevados estaban en condiciones pésimas: el 51 por ciento no tenía lavadora; el 65 por ciento no tenía agua caliente o calentador de agua; el 48 por ciento no tenía baño o ducha; y el 82 por ciento no tenía nevera de hielo.
  • En una España donde al 42,11 por ciento de las mujeres jóvenes en Madrid no les parecía bien que la mujer casada trabajase fuera del hogar; el 69,18 por ciento afirmaba que el matrimonio era la meta ideal de su vida; o un 74,44 por ciento decía que no se casaría con su novio si le advirtiese que no quería tener hijos.

Al año 2023:

  • En una España con una renta per-capital superior a los treinta mil euros.
  • En una España donde la tasa de actividad femenina es del 54,43 por ciento, frente al 28 por ciento del año 1978.
  • En una España donde el 96,1 por ciento de la población está muy o bastante de acuerdo en que la igualdad entre hombres y mujeres contribuye a hacer una sociedad más justa.
  • En una España donde el 77,8 por ciento de las personas está muy o bastante de acuerdo en que las mujeres no lograrán la igualdad a menos que los hombres también luchen por los derechos de las mujeres
  • En una España donde un 60,3 por ciento de la población está poco o nada de acuerdo con la afirmación de que “se ha llegado tan lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres que ahora se está discriminando a los hombres”.
  • En una España donde el 64,5 por ciento de los españoles les gustaría vivir en una sociedad con personas de diferente origen, cultura y religión.

Una España, la de 2024, que tiene que ser más activa a favor de la igualdad de mujeres y hombres, y no dar nada por hecho, porque la crispación, la polarización y el odio están haciendo mella en las políticas de igualdad.

Entre otras cuestiones, porque la extrema derecha y la derecha están, por una parte, diciendo que se ha llegado demasiado lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres. Y por otra, realizando acuerdos de gobierno donde están eliminando las políticas de igualdad.

Lo repito, en España un 60,3 por ciento de la población está poco o nada de acuerdo con la afirmación de que “se ha llegado tan lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres que ahora se está discriminando a los hombres”.

Pero es cierto que un 38 por ciento del total de la población esta muy o bastante de acuerdo en que “se ha llegado tan lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres que ahora se está discriminando a los hombres”. Entre los hombres este porcentaje es del 44.1 por ciento, y entre las mujeres del 32,5 por ciento.

Aquí, surge la pregunta ¿Quiénes son estos hombres?

  • Por edad, el porcentaje que está más de acuerdo con esta afirmación son los jóvenes entre 16 y 24 años, con un 51,8 por ciento. Siendo el único grupo de edad donde es superior este porcentaje al de aquellos que opinan de no están de acuerdo.

  • Por estudios, los que presentan mayores porcentajes de que se ha llegado demasiado lejos son los que señalan que tienen estudios de primaria, con un 55,8 por ciento, y los que tienen estudios de secundaria primera etapa, con un 53,4 por ciento. En ambos casos son los únicos niveles educativos donde prevalece esta opinión sobre los que no están de acuerdo con la misma.
  • Por auto ubicación ideológica, hay una correlación entre el voto a la derecha y estar de acuerdo con la afirmación de que se ha llegado tan lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres que se esta discriminado a los hombres. Aunque cuanto más a la derecha se está situado ideológicamente más se está de acuerdo con esta afirmación, hay que destacar que los que se ubican en el cinco, posiciones más centradas, son mayoría con un 56,7 por ciento.

  • Por recuerdo de voto en las elecciones generales del 23 de julio, los votantes que más creen que se ha llegado demasiado lejos en la promoción de la igualdad de las mujeres y que ahora se está discriminando a los hombres, son los de Vox, con un 88,1 por ciento y los del PP, con un 66,1 por ciento.

Se ha avanzado mucho en España en estas últimas décadas en materia de igualdad de las mujeres. Pero hay que continuar progresando, porque es un éxito de país. Un éxito de España, que no nos pueden arrebatar los que pretender volver al pasado más oscuro.