“Es una historia preciosa, conmovedora, contada de una manera tan eficaz como sencilla (la difícil facilidad) y con muchas connotaciones de actualidad. Es sobrecogedor el doble plano que estructura la narración: la tragedia de la muerte de Rose y el modo singular, enormemente auténtico, con que vive el episodio el pequeño protagonista y narrador.”

Antonio Basanta, Vicepresidente de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

«Después de leer este precioso libro sólo desearía poder ver mi mundo con los ojos que Jaime tiene para ver el suyo. Probablemente así podríamos construir entre todos un mundo mejor. Es uno de esos (pocos) libros que, sin darte cuenta, pueden cambiar tu forma de ver la vida… Si no me crees, prueba, léelo.»

Ofelia Grande, directora de Ediciones Siruela

«Acabo de terminar Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea con un nudo en el estómago, una sonrisa en la cara y un BUM BUM BUM en el pecho. Por si queda alguna duda: una novela de las que no se olvidan.»

Javier Ruescas, autor de Tempus Fugit, Ladrones de Almas

Esta es la primera novela de esta joven escritora inglesa, nacida en Yorkshire hace ahora veintisiete años. Estudió Filología Inglesa en la prestigiosa Universidad de Oxford y desde entonces ha dedicado su labor profesional a escribir en distintos medios de comunicación, compatibilizándolo con trabajos como profesora de inglés. Su afán por dedicarse a la literatura le hizo viajar por todo el mundo, lo que, de vuelta de Yorkshire, dio origen a este libro.

Cinco años después de la muerte de Rose, en un atentado de terroristas islámicos ocurrido en el centro de Londres, su hermano pequeño Jaime, de diez años, no ha podido llorar todavía su pérdida, aunque sabe que debería haberlo hecho. Desde el atentado, las cosas no van nada bien en su familia, su madre les ha abandonado, su padre bebe cada vez más y su hermana Jasmine, gemela de Rose, ha dejado de comer.

El pequeño Jaime se hace muchas preguntas, pero nadie le responde; un anuncio de un concurso de televisión le hace soñar y pensar que todo puede volver a ser como antes.

Una historia que desgarra y conmueve, cargada de sentido común, que trasmite una visión del mundo a través de la mirada de un niño que, a pesar de la situación familiar que presenta, difícil y dolorosa, está llena de detalles de chispeante humor y esperanza que se contagia y reconforta. La historia de la relación del niño con su hermana supera la atmósfera dramática de la historia y ofrece la posibilidad de superar las peores dificultades con ternura y optimismo.