La ciencia ha evolucionado en los últimos cincuenta años hacia su consideración y estudio como sistema, habiendo llegado a ser institución gracias a su declaración como derecho humano por la Organización de Naciones Unidas. España, sin embargo, debido al peso de nuestra historia, no ha alcanzado a plena satisfacción los objetivos fijados por los organismos internacionales y por las prácticas más avanzadas.

En el último periodo de nuestra historia, tan controvertido y debatido a veces, se produjeron tres eventos que han contribuido al desarrollo de los dos grandes sistemas de conocimientos que dominan el panorama social, político y económico: salud y ciencia.

Ver artículo completo en pdf