«El Congreso de los Diputados, en nombre del Pueblo Español, manifiesta su reconocimiento y agradecimiento a nuestras Fuerzas Armadas, a todos los militares de los Ejércitos y la Armada, así como al personal civil que presta servicio en el Ministerio Defensa, que, con su esfuerzo y sacrificio personal, en una situación de especial riesgo y dificultad, han garantizado y siguen garantizando la seguridad, movilidad y salud de los ciudadanos de España.».

Estas palabras, forman parte de la iniciativa que ha presentado el PSOE en el Congreso para que se reconozca el trabajo de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el COVID-19. Un hecho, que hay que destacar y agradecer porque las Fuerzas Armadas son una institución que es patrimonio de todos los españoles. Aunque algunos partidos de la oposición todavía no lo hayan comprendido.

En estos tiempos tan duros que estamos viviendo, una de las imágenes que quedarán grabadas en la memoria colectiva de la sociedad española, es el esfuerzo que, a lo largo y ancho de España, han realizado las Fuerzas Armadas para contener la propagación del virus COVID-19 y mitigar sus terribles efectos, junto con todas las demás personas que estaban en primera línea.

Titulares de prensa como: “Militares reparten 25 toneladas de alimentos a nueve residencias en Zaragoza”; “Las Fuerzas Armadas empezarán a desinfectar residencias de mayores en la Comunidad de Madrid”; “Los militares que luchan contra la covid-19 pueden volver a sus casas dos meses después”, vienen a constatar la cercanía con la que los españoles han sentido a sus Fuerzas Armadas. Un trabajo, que valoran y agradecen, especialmente en su apoyo a la población de más edad.

Si, es cierto que la ley de Defensa Nacional establece entre las misiones de las Fuerzas Armadas que «junto con las Instituciones del Estado y las Administraciones públicas, deben preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas, conforme a lo establecido en la legislación vigente».

Pero, lo que las Fuerzas Armadas han realizado en la Operación Balmis demuestra la profesionalidad, la capacidad de planificación y coordinación, la polivalencia, la calidad humana de sus miembros, y su compromiso con la España real, no la imaginaria de algunos.

Este protagonismo de las Fuerzas Armadas en la sociedad debe ser aprovechado para acelerar su modernización, como uno de los pilares que sustenta la democracia en España y puede ayudar a consolidar aún más la Unión Europea. Sabías que:

  • En el año 2017, la opinión de los españoles sobre las Fuerzas Armadas era muy buen, para un 15,5 por ciento; buena, para el 49,6 por ciento; regular, para el 21,3 por ciento; mala, para un 5,4 por ciento; y muy mala para el 2,6 por ciento, según el CIS.
  • El 87,1 por ciento de los españoles esta de acuerdo con que nuestro país participe en misiones internacionales de paz.
  • El 53,5 por ciento de la población cree que la actuación de las Fuerzas Armadas estos últimos años ha contribuido mucho/bastante a mejorar el prestigio internacional de España. Un 24,5 por ciento cree que poco. Y un 12,1 por ciento nada.
  • El 59,1 por ciento opina que nuestras Fuerzas Armadas están muy/bastantes preparadas para defender España de un ataque de otro país. Un 21,6 por ciento cree que poco preparadas; y un 3 por ciento que nada preparadas.
  • El 70,6 por ciento de la población, diría que actualmente los militares españoles están muy/bastantes capacitados profesionalmente para cumplir eficazmente su labor. Un 12,8 por ciento que poco capacitados; y un 1,5 por ciento que nada capacitados.
  • El 32 por ciento de la población cree que el presupuesto que España dedica a las Fuerzas Armadas y a las necesidades de nuestra defensa y seguridad es inferior al que dedican el resto de los países europeos de nuestro entorno. Un 13,5 por ciento opina que más o menos igual. Y un 7,6 por ciento superior.
  • Un 58,3 por los ciudadanos está muy de acuerdo en que las mujeres puedan ocupar puesto de combate. Un 32,7 por ciento, de acuerdo. Un 5 por ciento, en desacuerdo; y un 1,5 por ciento muy en desacuerdo.
  • Un 54,8 por ciento de los españoles cree que actualmente hay conflictos internacionales que representan una amenaza para la seguridad de los españoles o de sus intereses. Y entre esos conflictos, identifican la amenaza de organizaciones como el Estado Islámico, Boko Haram, etc; la proliferación de armas de destrucción masiva; los conflictos de Oriente Medio, y la inestabilidad política y/o el terrorismo en los países del norte de África y el Sahel.
  • Un 40,4 por ciento de la población animaría a su hija si le dijera que quiere hacerse soldado profesional; un 35 por ciento se lo desaconsejaría; y un 21,4 por ciento ni lo uno ni lo otro.

Estas valoraciones, nos llevan a dos conclusiones. La primera es que es muy oportuna la iniciativa presentada por el PSOE en el Congreso para reconocer la labor de nuestras fuerzas armadas. Y la segunda, que vistas las apreciaciones de los españoles, existe una buena opinión de las Fuerzas Armadas, cierto desconocimiento, necesidad de que se adapten las Fuerzas Armadas al nuevo contexto de seguridad internacional, más presupuesto y profundizar en la igualdad. Unos retos, que hay que abordar con un gran acuerdo, al que esperemos que los partidos de la oposición estén dispuestos a llegar dada la importancia y necesidad de hacerlo.