Autor: Jesús del Real

HOPPER

La pintura de Edward Hopper nos conduce entre cuadro y cuadro a una acumulación de interrogantes. Por mucho que él declarase que solo quería pintar la luz del sol sobre una pared, sabemos que una vez conseguido esto se multiplican, como en las grandes pinturas, los efectos secundarios: básicamente las constantes hasta hoy sobre el laconismo y la soledad que refleja su pintura, quedan fijados hacia 1926 tras algunas exposiciones, si bien ya en 1907 Henry James hablara de esa soledad entre la muchedumbre neoyorquina en ‘The American Scene’; asimismo en 1933, año de su retrospectiva en el MOMA, Alfred H. Barr es quien se detiene en el análisis del drama en sus cuadros, asociándolo a los interiores holandeses del XVII y a la intensidad de su luz como el medio más expresivo de su pintura.

Lee mas

ÁUREA

La persistencia de la poesía, a perdurar en tiempos que nunca le han sido propicios, es un signo que acompaña al lenguaje en el afán de poetas por ir más allá de la contingencia y adentrarse en un mítico tiempo donde todo se origina sin que el cronómetro se imponga.

Lee mas

KIRCHNER

Como una reacción al naturalismo impresionista podemos agrupar una serie de manifestaciones artísticas, pintura, arquitectura, música, cine… en torno al expresionismo en un ambiente de preguerra propicio para exacerbar, a través del yo, la realidad colindante con una impronta rapidez plástica, tensión formal e inquietud. Adaptando recursos del fauvismo o el cubismo, entre otros, dan lugar a una temática nueva: sentimientos extremos que reflejan el pesimismo del ser humano, enfatizando el deseo insatisfecho, la soledad y el miedo. En Alemania, el expresionismo enlaza con la tradición de los primitivos alemanes como Grünewald, aunque Munch, Strindberg o James Ensor son aclamados en Alemania como casos de esta emotividad instintiva.

Lee mas

NACHO CRIADO

Volver veinte años atrás al Palacio de Cristal del Retiro, ahora que se hace rotundo el título de su exposición en el Círculo de Bellas Artes de Madrid de 2006 (‘Nacho Criado [No existe]’), nos convierte a nosotros también en agentes colaboradores, dentro de esos espacios escénicos donde testimonia su vida y reta a la meditación, donde renovar el significado de sus piezas, su interpretación, la intencionalidad o el enigma de la representación ante el que sucumbir.

Lee mas

LAS ARTES DE PIRANESI. Arquitecto, grabador, anticuario, vedutista, diseñador

En 1720 nace Giovanni Batttista Piranesi en el entorno de una familia veneciana en la que convivían la vida artesana, las profesiones liberales y la iglesia, que determinarán su porvenir como artista, según nos cuenta Marguerite Yourcenar en “El negro cerebro de Piranesi”, ‘A beneficio de inventario’, un magnífico ensayo sobre Piranesi. Venecia fue determinante en su formación aunque no construyera nada, aunque no la reflejase en sus cobres se convierte en una paradoja más, en otro lugar inhóspito guardado en su retina rebosante de Palladio, a través del gran Juvarra.

Lee mas

BLANCA DEL RÍO – CARTÓN PIEDRA 3

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y por tanto alentada a manejar diversas técnicas y soportes plásticos como podemos en esta muestra: obras derivadas del lenguaje fotográfico y otras de carácter pictórico, sobre cartón, en las que nos detendremos.

Lee mas

CHAGALL

Marc Chagall nace en la localidad bielorrusa de Vitebsk en 1887 y fallece en la francesa de Saint-Paul de Vence con 97 años, trabajando en su taller hasta ese último día. Su obra se inspira en la tradición popular judía, tratada con exuberante fantasía y deslumbrante colorido, a la que se añaden resonancias bíblicas, enriquecidas por leyendas de la mitología y lírica rural. Asimismo los lubkí o estampas xilográficas de carácter popular con apariencia naturalista e intenso colorido, que atañe también a otras fuentes mitológicas rusas (Chagall no diferenciaba entre cultura rusa o bielorrusa), como el colorido de los iconos, su sencilla expresividad, la mística que representa y que Chagall derivaría en poética.

Lee mas

GIANDOMENNICO TIEPOLO – DIEZ RETRATOS DE FANTASÍA

Giovanni Domenico Tiepolo nace ya con una relación estrecha con la pintura, no solo por hacerlo en Venecia, sino por ser hijo de Cecilia Guardi, hermana de Gian Antonio y Francesco, y de Gian Battista Tiepolo (Tiepoletto le llama Casanova cuando coincide con Giandomenico en Madrid por ser conocido así en Venecia). Giambattista, el más reconocido de los tres, de joven, se ajustó momentáneamente a la moda del sombreado de Piazzetta, alegrándolo de inmediato con las luminosidades que harán célebre su fasto y opulencia en decoración de palacios donde recupera la composición y fuerza del color de Veronés.

Lee mas

Berthe Morisot

Entre la enorme avalancha de obras de exposiciones rusas, el envolvente romanticismo de Delacroix y la gran maquinaria pictórica para contemplar arquitecturas, emerge formidable la tenaz delicadeza de Berthe Morisot (1841 Bourges – 1895 París). Asociada al Movimiento Impresionista evitaremos repetirnos sobre cuestiones de técnicas cromáticas, abordadas ya en estas mismas páginas al ver la exposición impresionista de la Fundación Mapfre en abril de 2010, por no incidir asimismo sobre la avant-garde impresionista de Delacroix.

Lee mas

Archivos

Categorías